• Juan L. Mira

ALLÍ DONDE LA BRÚJULA SEÑALA EL NORTE


Allí donde la brújula señala el Norte

Lo que nos atrae, a veces,

acaba por repelernos.

Seguí sus huellas durante un tiempo.

Su aroma era distinguible entre la multitud.

Aprendí que la línea gris era visible entre el blanco y el negro

El camino parecía repleto de rosas, pero, en realidad, de ellas solo quedaban las espinas.

Me percaté de aquello cuando mi piel ya se había rasgado.

Ahora ya solo tienes que oler la sangre.

Ahora ya no hay marcha atrás.

Sus finos cabellos eran alambres.

Su dulce mirada era ira contenida.

Su piel suave aguardaba con resquicios ásperos.

Aléjate antes.

Piensa las cosas dos veces.

Las campanas están deseando doblar por ti.

Tu dolor es su alimento.

Palabras lanzadas al viento con la falsa ilusión de hacer mella en su interior.

Su coraza impide que los dulces sueños penetren.

En realidad, está vacía por dentro.

Aléjate mientras te quede algo de cordura.

Puede que aún no sea demasiado tarde.

Allí, donde la brújula señala el Norte,

es justo donde no debes encaminar tus pasos.

Seguí sus huellas durante un tiempo.

Tu dolor es su alimento.

La sangre es un bono extra.

Tus ansias provocan sus risas estruendosas.

Puedes dar gracias porque saldrás victorioso.

Al fin y al cabo,

la experiencia lo es.

30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

BARBARIE